Cómo cobrar un seguro de vida en México

como-cobrar-un-seguro-de-vida-en-mexico

Los 3 pasos a seguir para cobrar un seguro de vida en México

¿Es la primera vez que cobrarás un seguro de vida?

Tal vez sientas esa incertidumbre que experimentamos todos cuando nos enfrentamos a algo nuevo.

Porque es tan común que antes de realizar un trámite desconocido, nos agobie la idea de que vaya a resultar más difícil de lo que pensábamos.

Puede ser que hasta pienses que la persona que te atenderá estará de mal humor y te veas envuelto en el peor de los escenarios. Sobre todo, si anteriormente tuviste malas experiencias con alguna gestión.

Y con el ajetreo que implica la pérdida de una persona cercana, lo que menos quieres es que te tome más tiempo del estimado. Eso estresa a cualquiera.

No me sorprende que pienses así, porque en México dondequiera nos topamos con actitudes burócratas que complican más de la cuenta lo que podría ser mucho más sencillo.

Pero te tengo buenas noticias: cobrar un seguro de vida no es nada complicado si cumples con lo que te voy a explicar a continuación.

Lo que debes tener en cuenta para cobrar un seguro de vida

Lo primero que debes saber para cobrar un seguro de vida es que, según el artículo 81 de la Ley sobre el Contrato de Seguro, antes de los dos años de antigüedad, la póliza se encuentra disputable.

Lo que significa que antes de cumplirse este plazo, la aseguradora podrá realizar las investigaciones correspondientes para comprobar que la póliza es válida.

Transcurridos los dos años, esta pasará a ser indisputable, por lo que la institución estará comprometida a pagar el monto asegurado.

¿Cuándo es entonces que la póliza puede ser anulada?

En caso de que el contratante no exprese antes de firmarla que padece una enfermedad terminal y esa sea la causa de su muerte.

Si se trató de suicidio, dependiendo de las condiciones establecidas por la compañía, se debe comprobar que este no se efectuó intencionalmente con el fin de cobrar el seguro.

Por otro lado, si tú como heredero eres familiar directo del finado: cónyuge o concubino, padre, madre o hijo, no tendrás que pagar impuestos fiscales.

Sin embargo, si el occiso no era tu pariente, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) puede retener el 20% de la suma asegurada, de acuerdo con el artículo 167 de la Ley Sobre el Impuesto de la Renta.

Pero si su muerte fue ocasionada por un accidente automovilístico o laboral en un lugar público y contrataste la cobertura de muerte accidental, la compañía está obligada a darte el doble de la suma asegurada.

No obstante, en caso de siniestro ocasionado por la práctica de un deporte extremo, alcoholismo o drogadicción, la aseguradora queda exenta de indemnizar a los familiares.

Y si el beneficiario estipulado es el cónyuge, este será la persona que esté legalmente casada con el asegurado al momento de fallecer, no cuando se contrató el seguro.

Cuánto tiempo tengo para cobrar un seguro de vida

Puede presentarse el caso de que el asegurado no te haya informado que tú eres el beneficiario del seguro. Por tal motivo, tienes hasta cinco años para cobrarlo.

Sin embargo, en caso de invalidez total y permanente o alguna otra cobertura del seguro, el plazo será de solo dos años, y será el mismo asegurado quien deberá cobrar la suma.

Es preciso mencionar que el pago puede retrasarse cuando el asegurado reclama algo que no estaba en el contrato o se presenta con la documentación incompleta.

Pasos a seguir para contratar un seguro de vida

  1. Verifica que efectivamente eres beneficiario de la póliza

Para estar seguro de que eres el beneficiario, busca la póliza en el Sistema de Información sobre Asegurados y Beneficiarios de Seguros de Vida (SIAB-Vida), que se encuentra en el sitio web de Condusef; o bien, pregunta directamente en la institución donde crees o sabes que se contrató la póliza.

Los herederos pueden ser designados de manera expresa por el titular de la póliza en el contrato o por medio del parentesco que lo relaciona con ellos.

De no ser así, se aplicará el orden de prelación. Es decir, el primer heredero será el cónyuge, seguido de los hijos supervivientes en partes iguales; y si ninguno de estos existe, entonces se designará a los padres del asegurado.

  1. Asegúrate de tener toda la documentación mínima

Los documentos que generalmente se requieren son:

  • certificado médico de defunción,
  • acta de fallecimiento certificada,
  • certificado del Ministerio Público en caso de muerte accidental,
  • contrato de la póliza con los nombres del fallecido y los beneficiarios,
  • identificación oficial,
  • acta de nacimiento del asegurado,
  • acta de matrimonio (si eres cónyuge),
  • original de la póliza o certificado de seguro,
  • acta(s) de nacimiento del (los) beneficiarios.
  1. Acude a la aseguradora correspondiente

Ya que tengas todos los documentos, llévalos a la sucursal o centro de servicio de tu aseguradora que te quede más cerca para iniciar el trámite.

Conclusiones

La experiencia de perder a un ser querido es muy dura, y lo que menos quieres es batallar con trámites engorrosos que te compliquen más la vida.

Seguramente te causó alivio saber que cobrar un seguro de vida en México es más fácil de lo que pensabas. Solo es cuestión de seguir estos pasos, conforme a lo establecido.

Cabe mencionar que nadie puede cobrarte por realizar las gestiones necesarias en este proceso, ya que son trámites gratuitos a los que tienes derecho.

Y si necesitas más orientación y asesoría, comunícate conmigo para resolver todas tus dudas y apoyarte en el trámite si así lo requieres.

Indudablemente, tener a un agente de seguros de la mano te dará mayor seguridad en cada paso que des para culminar este proceso exitosamente.

Si te gusto este articulo compartelo con tus amigos

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡DESCARGATE EL EBOOK

Descarga este ebook gratuito que te orientará sobre los elementos más importantes que debes tener en cuenta para contratar el seguro de vida acorde a tu necesidad.

ebook seguro de vida

Cómo contratar un SEGURO DE VIDA en México

como contratar un seguro de vida en México

Inicias un nuevo día y con ello la rutina de siempre:

Te levantas muy temprano para alistar a los niños y servirles el desayuno antes de salir.

Les preparas un lunch saludable para comer en el descanso y te cercioras de que lleven todos sus materiales, incluida la tarea que les ayudaste a hacer el día anterior.

Cuando los dejas en la puerta de la escuela, te quedas pensando en ellos, e incluso pides que les vaya bien y que no les pase nada malo.

¿Te has preguntado lo que harían si no te tuvieran?

Los cuidas para que no se enfermen, los llevas a pasear, les compras todo lo que necesitan…

¿Cómo continuarían si tú llegases a faltar?

Como casi todos, tal vez evites esa clase de pensamientos; nadie quiere pensar en morir.

Pero si eres un padre responsable, y quieres lo mejor para tus hijos, debes prever cómo los protegerías si te llegara a pasar algo.

No estás exento a que te ocurra un accidente o a contraer una enfermedad terminal, y aunque no es agradable pensar en ello, es importante tener un plan para asegurar el bienestar de tus hijos.

Invertir en un seguro de vida es una excelente forma de evitar que tus hijos queden desprotegidos y garantizar que sus necesidades económicas queden cubiertas.

Cómo contratar un seguro de vida en México

Existen varias pólizas entre las que puedes elegir, según tu situación y necesidades. Conoce más al respecto en el artículo Cómo funcionan los seguros de vida en México.

Para saber a cuál compañía acudir, debes identificar primero aquellas que están legalmente establecidas en nuestro país y registradas ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) www.cnsf.gob.mx, ya que no todas las compañías son serias ni cuentan con la solvencia económica necesaria.

Lo más recomendable para encontrar la mejor alternativa es solicitar la ayuda de un agente de seguros confiable que te asesore y explique todo lo que necesitas saber.

Es muy importante que estés informado sobre las características de los seguros ofertados en el mercado: sus condiciones, restricciones, sanciones y calificaciones, para así no equivocarte al tomar una decisión.

Lo que debes saber antes de contratar un seguro de vida

Hay ciertos conceptos, aspectos y características de las pólizas que debes tener claros antes de comenzar el proceso de búsqueda y comparación.

  1. La suma asegurada

Es la cantidad de dinero que recibirán tus familiares o beneficiarios si llegaras a faltar. Para definir este monto considera lo siguiente:

  1. a)El número de personas que dependen de ti y sus edades.
  2. b)El total de sus gastos mensuales.
  3. c)Los gastos de educación de quienes estudien o vayan a hacerlo.
  4. d)Tu ingreso mensual.

Con esto tendrás un panorama de los gastos reales y futuros de tus familiares o beneficiarios, así como tu capacidad de pago, para establecer la suma que les permita mantener su mismo estilo de vida cuando ya no estés.

  1. La prima

La prima es el costo del seguro, y depende de factores como la suma asegurada, tu edad, sexo, actividades que realices, estado de salud y otras coberturas adicionales.

No siempre el más costoso es el mejor, por lo que debes verificar las condiciones y los beneficios adicionales que ofrece cada institución.

Pregunta sobre los riesgos cubiertos, el deducible, el servicio que incluye, etc., ya que el deducible y el coaseguro son gastos que correrán por tu cuenta cuando ocurra el siniestro.

  1. La cobertura

La cobertura incluye todos los gastos derivados de un siniestro que cubre la compañía aseguradora, según lo estipulado en el contrato.

Este puede ser fallecimiento, invalidez, pérdidas orgánicas, gastos funerarios, enfermedades terminales, entre otras.

Para entender bien la cobertura, pregúntate qué producto es el seguro que quieres contratar, cuáles son sus beneficios, a cuánto asciende la indemnización, cuál es el alcance del seguro, etc.

  1. Los beneficiarios

Estos son quienes perciben la indemnización según las condiciones del contrato. Al designar a tus beneficiarios, te recomendamos lo siguiente:

  1. a)Escribe el nombre completo de forma clara y precisa, especificando el porcentaje de la suma asegurada que le corresponde a cada uno (verifica que el porcentaje sume 100%).
  2. b)No elijas como beneficiarios a menores de edad.
  3. c)No designes beneficiarios que cobren la suma asegurada y se la entreguen a otra persona, pues su obligación será solo moral.

¿Cuáles son los requisitos para contratar un seguro de vida?

  • Edades mínima (18 años) y máxima del asegurado para poder firmar el contrato, establecidas por la compañía de seguros y según el tipo de póliza que se trate.
  • Edad máxima de cobertura del asegurado, la cual también depende de la compañía y del tipo de seguro.
  • Una declaración de salud. Normalmente, la aseguradora solicita un conjunto de exámenes médicos básicos y otros adicionales, conforme al historial del contratante.

Recomendaciones previas a la firma del contrato

  1. Una vez que has decidido contratar un seguro, debes estar plenamente informado acerca de los derechos, obligaciones, tarifas, recargos y restricciones que la póliza establece.
  2. Toma tu tiempo para analizar lo suficiente si es conveniente adquirirlo o no. El trámite es personal, por lo que no debes permitir que nadie te presione o quiera intervenir en tu decisión final.
  3. Para que tengas una idea de cuánto cuesta un seguro, consulta los simuladores que las compañías tienen disponibles en internet.
  4. En la solicitud del seguro deberás responder un cuestionario. Los datos que brindes deben ser verídicos, ya que si alguno es falso, facultas a la aseguradora a invalidar el contrato sin obtener ningún beneficio.
  5. No firmes nada en blanco, aunque así te lo pida el agente de seguros.
  6. Lee atentamente los términos de la póliza, y si algo no te queda completamente claro, solicítale a tu agente de seguros que te explique todo hasta que ya no tengas ninguna duda.
  7. Ratifica que el contrato incluye todo lo que te ofrecieron antes de contratar.
  8. Confirma que toda la información que aparece en el contrato sea correcta, como nombre, apellidos, edad, coberturas y sumas aseguradas contratadas, así como el monto de la prima. Si existe algún error, tienes 30 días para pedir la corrección. Después de este plazo, los datos serán considerados como correctos.

¿Cuándo NO es posible contratar un seguro de vida?

Por lo general, las compañías de seguros de vida no otorgan un seguro de vida cuando la intención del interesado es protegerse de:

  • Actividades o deportes riesgosos y extremos.
  • Manipulación de explosivos.
  • Trabajo en altura.
  • Enfermedades o preexistencias de salud.
  • Lesiones o enfermedades causadas por guerra, rebelión, revolución, etc.
  • Suicidio o lesiones auto-inferidas.

No obstante, algunas compañías hacen excepciones y permiten acceder a este servicio por una prima específica.

Observaciones adicionales para contratar un seguro de vida

  • Si la aseguradora no cumple con los términos de la póliza, denúnciala ante la Condusef a través de la línea telefónica 01-800-999-8080, larga distancia sin costo desde cualquier estado de la República o consulta condusef.gob.mx.
  • Si tus beneficiarios y tú gozan de buena salud por tener buenos hábitos alimenticios, no tener vicios, hacer ejercicio, etc., no solo reducen el riesgo de padecer alguna enfermedad, sino también influye en el momento de cotizar tu póliza, principalmente en la cobertura para adultos.
  • Asegúrate de que conservarás los derechos y beneficios adquiridos (antigüedad, cobertura de enfermedades prexistentes, etc.) si llegaras a cambiar de aseguradora más adelante.
  • Guarda todos los documentos que te identifiquen como asegurado en un lugar seguro y de fácil acceso. Además, alguien además de ti debe saber dónde se encuentran, por si acaso llegas a requerirlos y tú no puedes ir por ellos.
  • Toma en cuenta que tu seguro de vida es un instrumento dinámico, por lo que puedes modificar las coberturas, la prima y la suma asegurada con el paso del tiempo, en conformidad con los escenarios económicos (percibir mayores o menores ingresos) y personales (casarte, tener hijos, etc.) que se te presenten a lo largo de tu vida.

Conclusión

Adquirir una protección para tu familia es, sin duda, una de las mejores inversiones.

Cuidar de aquellos a quienes más amas es una responsabilidad que seguramente estás dispuesto a asumir en todo momento.

Por ello y por los muchos detalles que debes cuidar antes de escoger una póliza, necesitas el apoyo de un agente de seguros que te facilite este proceso.

Agente de seguros en México

Contáctame y agendemos una cita, sin compromiso, para mostrarte los planes que Grupo Nacional Provincial, institución con 116 años de experiencia, tiene para ti.

¿Quieres saber más sobre mí y mi trayectoria? Haz clic aquí.

Acelera el trámite, goza de los beneficios y brinda cobertura a tus beneficiarios cuanto antes.


¡DESCARGATE EL EBOOK

Descarga este ebook gratuito que te orientará sobre los elementos más importantes que debes tener en cuenta para contratar el seguro de vida acorde a tu necesidad.

ebook seguro de vida

Cómo funcionan los seguros de vida en México

Seguro de vida en mexico

¿Estás considerando adquirir un seguro de vida?

Ciertamente no es una decisión fácil y es de esperarse que tengas muchas dudas al respecto.

Hay ciertas cosas que debes conocer muy bien antes de dar este paso y mi deseo es brindarte toda la información posible para que lo des con firmeza y sin temores.

Sobre todo por los mitos e ideas confusas que abundan en torno a la contratación de seguros y que desaniman a los interesados e impiden que gocen de sus beneficios.

En este artículo te explicaré de forma clara y sencilla cómo funcionan los seguros de vida en México.

¿Qué es un seguro de vida y cómo funciona en México?

Un seguro de vida es una protección financiera para determinados beneficiarios (familia, negocios u organizaciones) que dependan de los servicios o ingresos del asegurado.

Consiste en una póliza en la que una compañía aseguradora o institución bancaria se compromete a dar cierta suma de dinero a dichos beneficiarios en caso de que la persona asegurada fallezca o sufra una enfermedad o accidente que le incapacite para seguir trabajando.

De esta manera, los beneficiarios contarán con la suficiente cantidad monetaria para cubrir sus gastos o incluso pagar alguna deuda que haya contraído el asegurado, con el fin de mantener el mismo estilo de vida que tenían antes de su ausencia.

Tal suma asegurada es convenida según el tipo de póliza que el asegurado elija, cosa que debe basarse en sus necesidades, solvencia económica y cantidad de primas.

Las primas son los pagos que hace el asegurado cada cierto tiempo para mantener vigente el seguro.

Por lo tanto, para que la aseguradora pague el monto correspondiente a los beneficiarios, el asegurado tendrá que estar al corriente con el pago de las primas.

Si eres el sostén económico de tu familia, es importante que estés asegurado, especialmente si tienes hijos pequeños o si alguno de ellos padece alguna discapacidad.

De ser este el caso, tu hijo/a probablemente requerirá protección de por vida y con una suma asegurada alta. Además, ten en cuenta que el pago de hospitales y cuidados médicos aumenta cada año.

Sin embargo, si tienes el hábito de ahorrar y tus hijos tienen amplias posibilidades de desarrollo, un seguro temporal que cubra el costo de sus estudios será suficiente.

Tus necesidades de protección estarán determinadas por el estado en el que vivas, el tipo de trabajo que tengas, la zona en la que se encuentre tu casa, entre otros factores que podrían ponerte en riesgo. A su vez, de esto dependerá el costo del seguro.

Por ello, es fundamental que conozcas los distintos seguros de vida que existen para que elijas el que más te convenga y que garantice total tranquilidad a los que dependen económicamente de ti.

Tipos de seguros de vida que existen en México

Los planes entre los que puedes elegir son los siguientes:

Ordinario o permanente. Proporciona protección económica de por vida, por lo que el contratante deberá pagar las primas hasta su deceso. Dichas primas son más altas que las de un seguro de vida temporal, debido a que el contratante tiene la posibilidad de retirar o “rescatar” el valor efectivo si se mantiene vivo después de un tiempo determinado.

Temporal. La aseguradora pagará la suma convenida únicamente si el asegurado fallece durante ese plazo (que va de 1 a 20 años, o bien, al cumplir 60 o 65 años). Tiene la ventaja de ser más barato que el anterior, ya que la prima se calcula con base en la probabilidad de que el asegurado fallezca durante la vigencia del seguro.

Dotal. Es el resultado de combinar el seguro de vida con la cobertura de supervivencia. Ofrece ahorro además de la protección. Se puede contratar por periodos de 10, 15, 20 o más años, o al cumplir 60 o 65 años de edad. Puede ser de dos tipos:

  • Puro: en el que la suma asegurada no se entrega cuando fallece el contratante, sino solo si sobrevive al final del plazo convenido. Se contrata generalmente a plazos cortos y más como una inversión que como un método de protección familiar.
  • Mixto: es un dotal puro combinado con un seguro de vida temporal. Si el contratante llegara a fallecer antes del plazo estipulado, los beneficiarios podrán acceder al monto total de la prima asegurada, aun cuando no se haya liquidado por completo.

De renta diferida. Promete realizar pagos mensuales o anuales a la persona asegurada solo si esta se mantiene con vida durante un plazo determinado o alcanza una edad preestablecida.

Con inversión. El asegurado puede disponer en cualquier momento de un ahorro que pueda utilizar para pagar la escuela de sus hijos, o bien, como capital para la jubilación.

Seguros de vida que GNP te ofrece

Grupo Nacional Provincial se adapta a tus necesidades y pone a tu disposición variedad de planes con ventajas que pocas compañías te brindan.

Te da la opción de ahorrar en moneda nacional o en dólares y en plazos de 1, 5, 10, 20, 30 años o hasta los 65 años de edad.

En el caso del seguro Vive, por ejemplo, la suma asegurada va desde $100,000 hasta $2, 500,000 e incluye, además, asistencia funeraria para el asegurado y un familiar directo.

Asimismo, te ofrece el plan Platino, alta protección a partir de 5 millones de pesos o 500 mil dólares, y el Seguro básico estandarizado de vida, que es el más económico.

Si estás interesado en este último, cotízalo haciendo clic aquí.

Conclusión

Ya que tú, como todos, estás expuesto a un sinfín de riesgos que pueden poner en peligro la estabilidad económica de tus seres queridos, evita que esto suceda por medio de un seguro de vida.

Es evidente que todos necesitamos contar con una protección que nos brinde tranquilidad ante cualquier siniestro imprevisto.

Gracias a la variedad de planes que existen, tú puedes elegir el que más te acomode y contratar la póliza en función de tus necesidades de ahorro: jubilación, educación, gastos médicos mayores, etc.

Si tienes interés en algún seguro en particular y quieres conocer las condiciones y restricciones del contrato, ponte en contacto conmigo, y yo te brindaré la asesoría que necesitas para resolver todas tus dudas antes de tomar una decisión.

Escribe en los comentarios si te ha quedado más claro cómo funciona un seguro de vida y alguna pregunta que te gustaría se abordara a detalle en otro artículo.

¡DESCARGATE EL EBOOK

Descarga este ebook gratuito que te orientará sobre los elementos más importantes que debes tener en cuenta para contratar el seguro de vida acorde a tu necesidad.

ebook seguro de vida

 

WhatsApp Enviame un WhatsApp